martes, 30 de septiembre de 2014

EL "DESAFÍO" CATALÁN







Estamos asistiendo, desde hace muchos meses, a una esperpéntica ceremonia de desencuentro entre los gobiernos  español  y  catalán, motivado por  la consulta  convocada por éste último para  que  el pueblo de Cataluña pueda expresar, libre y pacíficamente, su opinión sobre una eventual independencia.


Más allá de disquisiciones dialécticas  sobre los derechos históricos de la nación catalana para constituirse en estado independiente, manifiesto públicamente mi total apoyo a esta Consulta sobre la base del derecho inalienable de todos los pueblos a su autodeterminación, tal y como reconocen la Carta de las Naciones Unidas y el Pacto Internacional de los Derechos Políticos, así como el más elemental sentido de la democracia real.


Sin embargo, el mostrarme favorable no significa dar un voto en blanco, ni mucho menos, al gobierno de la Generalitat  que ha organizado la Consulta del próximo 9 de noviembre, porque muchas son las cuestiones que se plantean en torno a este evento  como por ejemplo, ¿por qué ahora, y no antes ni después, justo en un momento en el que la crisis económica alcanza cotas inimaginables  sobre  amplios sectores de la sociedad  catalana?


¿Por qué la burguesía oligárquica no ha dudado, esta vez, en aliarse con los sectores catalanistas supuestamente más “progresistas”,  para plantear este órdago al estado español? ¿Qué pretende en realidad el gobierno de la Generalitat? ¿Cuál es el verdadero papel de la Asamblea Nacional Catalana y a qué intereses responde?  ¿Llevará la Generalitat a sus últimas consecuencias la celebración de la Consulta, pese a  la oposición y la amenaza del gobierno español, o se plegará dando la razón a quiénes, desde hace tiempo, hemos sostenido que toda esta historia podría no ser más que una obra de teatro ya demasiado  cansina?


¿Por qué tiene tanto miedo el Gobierno español y su aparato sistémico a que un sector de su sociedad se exprese democráticamente? ¿Cómo pueden llegar a calificar esto como  poco menos que un delito? ¿Cómo sostener el absurdo argumento de que la decisión soberana sobre una eventual independencia es algo que tendrán que decidir todos los españoles cuando  se trata de algo sobre lo que únicamente los ciudadanos vinculados al territorio catalán están legitimados para decidir? ¿le preocupa mucho a un ceutí, pontevedrés, ovetense, sevillano, donostiarra, segoviano  o albacetense lo que sucede en una parte de un país inventado  con el que ni ha tenido ni tiene nada en común? ¿Por qué el gobierno español nos toma por estúpidos?


Unos y otros se aferran  a conceptos  fundamentales del  Derecho Político como son los de Soberanía y Legalidad Constitucional, utilizándolos, según sus intereses y según las circunstancias; por eso, cuando los españolistas hablan de Legalidad  Constitucional, están  atentando  contra  la inteligencia  porque esa normativa básica ha sido elaborada por unos parlamentos representativos carentes de legitimidad moral al usurpar al pueblo el derecho  soberano  a  ejercer este derecho  de  manera  directa e indelegable, argumento extensible a la Ley de Consultas que el parlamento catalán ha elaborado con el mismo fin.


Y mientras tanto, el gobierno catalán se empeña  en  celebrar  esa  Consulta  contra  viento y marea, al tiempo que el  español, no ha dudado en poner en manos del Tribunal político Constitucional  la decisión última de su celebración, como si el derecho a expresarse de un pueblo pudiera depender del dictamen de doce magistrados integrantes  de  un  Tribunal que  es todo menos independiente y que hace tiempo perdió para muchos cualquier atisbo de respeto.


Personalmente, opino que lo que subyace en el fondo de todo este melodrama,  es  una  clara maniobra  de distracción sobre un deseable y todavía lejano despertar de las conciencias de las clases populares,  frente al cada vez mayor expolio de que son víctimas, sin el menor escrúpulo, por las oligarquías de turno, incluidas las de la burguesía tradicional catalana representada por Convergencia y Unió.


Pese  a  todo,  por  razones  de geo estrategia política, la  Consulta, como mal menor, debería  celebrarse sí o sí, porque, más allá de tendenciosas manipulaciones cuyo único fin sería sustituir un  estado  por otro y de que el movimiento popular que la ha propiciado no sea todo lo espontáneo y asambleario que debiera,  el derecho de un pueblo a expresarse libre y pacíficamente, pese a lo que digan el PPSOE y su aparato sistémico, siempre prevalecerá por  encima de leyes caducas y trasnochadas, así como de provocadoras amenazas como suspender el Estatuto de Autonomía, impedir la apertura de los colegios electorales, desplegar la fuerza policial (por cierto, ¿a quién “obedecerán” los cuerpos represivos de los Mossos D¨Esquadra caso de celebrarse la Consulta?) o  demandar por cohecho a funcionarios en el ejercicio de sus funciones, incluido el propio Artur Mas.


En cualquier caso, se celebre o no se celebre la  Consulta y se declare, en su día o no la independencia de Cataluña, ni mi vida ni la de las clases populares, catalanas ni españolas  cambiará nada en absoluto, porque mis amigos catalanes seguirán siéndolo; continuaré recibiendo en mi tierra vallisoletana sus siempre bienvenidas visitas y seguiré visitando Cataluña, especialmente Barcelona, gozando de la hospitalidad de sus gentes;  seguiré padeciendo  el  odio  irracional que tantos sienten hacia el catalán sólo por serlo aunque no conozcan a ninguno ni jamás hayan estado en su país;  seguiré llevando con orgullo mi apellido Roig,  catalán de pura cepa, aunque sólo sea debido a mis ancestros y, sobre todo, continuaré debatiendo con ellos desde el respeto y la admiración como base del mutuo entendimiento  de la cooperación entre los pueblos, porque ….independientes  o no, seguiremos siendo amigos más allá de la bandera o del himno del Estado que tengamos la desgracia y el deshonor de padecer.



miércoles, 24 de septiembre de 2014

RUIZ GALLARDON Y SU LEY DEL ABORTO






Tras  asistir al bochornoso “espectáculo” que el “Legionario de Cristo” Ruíz Gallardón y “el señor de los hilillos del Prestige” Mariano Rajoy, han protagonizado, cambiando, como si fueran cromos a la salida de un colegio, promesas electorales por un puñado de votos, en torno a un asunto tan dramático como es el del aborto, urge hacer algunas consideraciones.

Como bien nacido que soy, estoy por el derecho a la Vida, pero también lo estoy por la libertad de conciencia; eso significa que, más allá de consideraciones éticas, políticas o religiosas, considero que nadie está legitimado, ni moral ni mucho menos legalmente, para incriminar a nadie por una conducta que pertenece a su exclusiva conciencia. Decía Cicerón que “nadie puede ser absuelto sino por el tribunal de su propia conciencia”, por eso, nadie estamos en condiciones de erigirnos en jueces sobre una cuestión tan dura, tan difícil y tan dramática.

Personalmente, pienso que la Vida existe desde el mismo momento de la concepción; por lo tanto, la vida del “nasciturus” debe de ser protegida; pero ello no puede significar que, ante circunstancias extremas como los “supuestos” ético, eugenésico o terapéutico, deba hacerse valer de manera omnímoda.

Más discutible es la indicación económica, sin que tampoco en este caso nadie tengamos legitimidad alguna para tomar decisiones que no nos incumben; lo cierto es que, más allá de los plazos y demás polémicas (siempre parapetadas ideológicamente), lo cierto es que no existe mujer alguna para la cual abortar ser un gusto ni un capricho, ni mujer alguna tampoco a la que pueda imponerse traer al mundo un ser con taras físicas o psíquicas o producto de una violación, porque, en todo caso, será ella, y sólo ella, quién tendrá el derecho a decidir, por ser ella también quién llevará sobre su conciencia el peso de la decisión que ha tomado, y no el Estado ni los grupos Pro Vida.

Más allá de hipocresías y discursos baladíes y demagógicos, lo que sí debería de garantizarse es una mayor cultura y educación para evitar que se puedan llegar a producir situaciones tan dramáticas, así como garantizar el que la madre que decida tener, pese a esas circunstancias extremas, su bebé, tenga la alternativa de que el Estado garantice su protección y mantenimiento.

Terminaré diciendo, pese a declararme abiertamente anticlerical y para tapar la boca de los fariseos que parecen erigirse en exclusivos defensores de la Vida, que la Doctrina Social de la Iglesia Católica sostiene que “la Vida que no es digna no es vida”, mientras que el Papa Francisco ha dicho con voz muy alta en la propia Ciudad del Vaticano, que la mujer que decida abortar no es ni puede ser una asesina, tal y como se les llena la boca a estos grupos ultras, como si quiénes, felizmente no tenemos nada que ver con ellos, no lo hiciéramos igualmente.

El aborto es, en todo caso, una tragedia para la madre, un drama para quién la rodea y un fracaso para la sociedad pero, por ser una conducta  perteneciente  al ámbito estrictamente moral, no puede ser incriminada penalmente, es decir, no sólo no puede ser tipificada como causa de exención de la responsabilidad criminal, sino que no puede ni debe ser penalizada, de hecho, felizmente, todavía ninguna mujer ha ido a la cárcel en este país por este motivo.

Y mientras los políticos y la ciudadanía se pierden en medio de debates que no conducen a ninguna parte, algunas mujeres estarán en este momento padeciendo esta tragedia sin que a casi nadie les importe, incluido el gobierno, sólo preocupado por los votos “recuperados” después de haber cambiado sus cromos  y valorado si podrá terminar su colección, una colección manchada de vergüenza para quiénes todavía conservamos la dignidad.

EL VIOLADOR DE "CIUDAD LINEAL" Y EL ESTADO DE DERECHO






Felizmente hoy, día 24 de septiembre, nos hemos desayunado con la detención, en Santander, de uno de los delincuentes más buscados del país, cuyas fechorías más alarma han causado socialmente y que más quebraderos de cabeza han provocado en los aparatos policiales del Estado durante estos dos últimos años.

Y es que, ciertamente, la detención de un pederasta como el ya tristemente conocido como el de “la Ciudad Lineal”, es una noticia que llena de satisfacción a todas las gentes de bien, al tiempo que devuelve la tranquilidad a las calles de este querido distrito madrileño.

Sin embargo, y luego de dejar muy clara (como no podía ser menos), la postura del autor de este blog en torno a esta candente e importante cuestión, varias son las reflexiones que, en relación con este suceso, vienen a colación una vez que la imagen del presunto pederasta ha abierto los telediarios y las primeras páginas de los diferentes medios de información?

Porque viviendo como dicen que vivimos en un supuesto “Estado de Derecho”, quiénes aspiramos a que éste sea algo más que un mero instrumento formal tan ineficaz como inocuo, abogamos porque sus fundamentos  no sean ultrajados, según convenga o no a los intereses de los diferentes instrumentos al servicio del Sistema.  Veamos algunos ejemplos.

¿Por qué si nadie es culpable mientras no se demuestre lo contrario (principio de presunción de inocencia como ya reconocía el aforismo romano), hay situaciones en las cuales se condena al presunto culpable por el solo hecho de  haber sido detenido? ¿Por qué, en ciertas ocasiones y según convenga, no se duda en mostrar su  imagen, públicamente, mientras en otras no se sigue el mismo criterio? ¿Por qué se “condenan” socialmente y de antemano, “presuntas” conductas delictivas como, por ejemplo, la del maquinista del tren de Angrois, cuya imagen fue públicamente mostrada en todos los medios, pocos minutos después de ocurrido el trágico accidente el 24 de julio del pasado año 2013?

¿Por qué, sin embargo, se nos oculta a la ciudadanía el rostro de cuatro policías (en este caso “Mossos d’Esquadra”) condenados judicialmente y por sentencia firme por delitos de tortura, posteriormente indultados por el gobierno actual en diciembre de 2012?

¡Por qué se conculcan, una y otra vez, derechos constitucionales del mayor rango, como los de igualdad, presunción de inocencia, tutela judicial efectiva, no indefensión y protección del honor, intimidad personal y familiar y propia imagen, sin que nadie alce su voz ante semejantes atropellos?

Convendría dejar muy claro que, sea quien sea el presunto delincuente y haya hecho lo que fuere, por muy execrable y aborrecible que sea, está protegido por los mismos derechos y garantías que cualquier otro ciudadano, por mucho que nos repugne, y que, hacer lo contrario, no es sino la demostración palpable de que lejos de estar inmersos en un supuesto “Estado de Derecho”, en lo que nadamos, en realidad, es en medio de un estado en pleno proceso de descomposición que no es exagerado calificar como de “Estado del Desecho”.

Este blog a través de esta Ventana, ha pretendido siempre alzar la voz en contra de los desmanes y abusos de los poderes públicos así como de cualquier clase de injusticia, aportando, cuando menos, las bases para una reflexión íntima que cada lector ha de tener para sí mismo.

Por eso hoy, aunque sea para defender los derechos de un presunto pederasta cuyas  tropelías me repugnan como al que más, debo alzar mi voz para que los derechos inalienables que garantizan supuestamente un estado regido por el imperio de la Ley, no sean, una vez más, vilipendiados ante la pasividad de todos, en tanto la condena no lo sea judicialmente pues, ¿qué ocurriría si el personaje detenido hoy en Santander terminase no siendo el responsable de los repugnantes delitos que se le imputan? ¿Qué ocurriría?

Por lo que pudiera suceder, este blog no publicará la imagen de este personaje en tanto no conste judicialmente su culpabilidad.

 

jueves, 11 de septiembre de 2014

LA HISTORIA MAS HERMOSA JAMAS CONTADA






Este podría ser un bonito título para cualquier novela o biografía que pudiéramos tener el valor de acometer, recordando que lo más importante de una aventura como ésta es siempre escribir la página primera.

Un título que, por sí solo, engancha y seduce, tanto más, si esa historia, la de cada uno de nosotros, fuera redactada  y leída por cada uno de los potenciales escritores que somos todos y cada uno de los seres humanos que vivimos esta existencia.

La historia más hermosa jamás contada, no es la de ese personaje anónimo o inventado de nuestra novela preferida, no; la historia más hermosa jamás contada es la de cada uno de nosotros, por muchas que sean las luces y las sombras que la jalonen, y por muchos que sean los trazos lineales, curvos y hasta torcidos que adornen su devenir vital.

Pero ¿cuántas veces nos hemos dado la oportunidad de pararnos, por un momento, a contemplar la historia que estamos escribiendo a cada paso, y tomar conciencia de que, al margen de la Matrix en la que estamos inmersos, somos nosotros, tú y yo, los únicos guionistas?

Quiénes alguna vez nos hemos dado la oportunidad de detenernos a contemplar quiénes somos en realidad, hemos comprendido, aunque haya sido en medio de pequeños fogonazos de luz, que la historia de cada cual es, en todo caso y sin excepción, más allá de la apariencia, única e irrepetible y, por lo tanto, la más hermosa y también la más bella.

Por eso, cuando alguien te invite a que leas o conozcas una bella historia, hazlo, pero no olvides que la historia más hermosa jamás contada de entre todas ellas, incluso desconocida hasta para ti mismo, es la tuya, a la espera de fluir y darte las gracias por ser su guionista, intérprete y autor.


 

EL PODER CURATIVO DEL AGUA DEL MAR









“La enfermedad que llevo conmigo es el amor a los seres humanos”

René Quinton (1866 – 1925)


Desde que era niño, tuve conocimiento de la benignidad del agua marina para nuestra salud, recuerdo como mi madre la inhalaba por la nariz cuando sufría refriados hasta hacerlos desaparecer casi de repente, sin olvidar la “milagrosa” cicatrización, gracias a las algas marinas, de las heridas causadas a mi espalda tras caer sobre las rocas luego de intentar acceder hasta un bello arenal.
Muchos años después, supe de las grandes aportaciones a la Humanidad del gran científico francés que fue René Quinton, declarado “Benefactor de la Humanidad” en su Francia natal  y reconocido internacionalmente por  sus “descubrimientos” sobre el plasma marino, agua de mar utilizada en los dispensarios de su país durante la Primera Guerra Mundial debido a la carencia de plasma sanguíneo y con la que se curó a miles de soldados heridos, circunstancia que los intereses comerciales de la poderosa industria farmacológica se encargaron, poco después, de sumir en el ostracismo y de “enterrar” progresivamente en el olvido, historia semejante a la acontecida con Nicola Tesla o actualmente con el doctor Hammer.
Lo que la gran mayoría de la población desconoce es que el suero químico que nos dispensan en los hospitales, no es sino el plasma marino que René Quinton “descubrió” como el más completo sistema curativo existente en la Naturaleza al contener todos los elementos de la Tabla Periódica, “alimento” que “resucita “ a quiénes no pueden ingerir ninguna otra clase de alimentación en los casos más extremos.
Un plasma marino acorde con una visión holística del tratamiento de las enfermedades, entendiendo éstas desde la globalidad y contemplando al ser humano como un Todo, frente a la agresividad de las vacunas de Pasteur o el canto a la competitividad preconizada por las teorías de Darwin que luego se traducirían en el darwinismo social, base teórica de los totalitarismos políticos.
 Un descubrimiento que la “Ciencia” oficialista tomó para sí, obviando el carácter gratuito y universal del plasma marino como antídoto frente a gran cantidad de enfermedades, con la simple ingestión de tres vasos diarios de agua marina isotónica en proporción de 2/3 o sea, dos partes de agua de mar por una sola de agua mineral, algo que desmonta la absurda leyenda, auspiciada por intereses inconfesados, de que la ingestión de agua marina provocaría la locura.
Una realidad ésta que ha tomado nueva actualidad para mí cuando, hace varios días, estando afectado por un catarro impenitente y estando a tan sólo a unos metros de las aguas cristalinas del atlántico, la mar me “regaló” varios litros de su preciado líquido para, inhalado y absorbido por la nariz, y sintiendo su salado sabor dentro de mi conducto bucal, hacer desaparecer aquella desagradable compañía  casi como por encanto, una experiencia que comparto contigo para que seas tú quien la constate por ti mismo hasta comprobar como la realidad es muy diferente a lo que nos han contado, escondiendo claves “ocultas” sólo para quién no las quiere ver más allá de lo aparente.
Y el poder curativo del agua del mar, no es más que una de ellas.

¿NIÑOS POLICÍAS EN ESPAÑA?


´

Estando paseando este verano por la bellísima localidad coruñesa de Santa Uxía de Ribeira, me encontré súbitamente con la espalda de una pareja de niños ataviados por igual con camiseta blanca y pantalón corto azul, circunstancia que habría pasado inadvertida de no haber sido porque pocos minutos después volví a encontrarme, esta vez de frente, con una nueva pareja semejante a la anterior, aunque esta vez fueran un niño y una niña.


Sorprendidos por esta nueva “aparición”, nos acercamos a preguntarles a qué grupo o asociación pertenecían, siendo la respuesta que estaban adscritos a la sección infantil de la Policía Nacional, evidencia que pudimos constatar al verificar como a la altura de su corazón, aparecía plasmado de manera inequívoca el escudo de este Cuerpo.


Pese a lo kafkiano de este encuentro, me resultó difícil dar crédito a semejante esperpento, siendo la prensa del día siguiente la que me confirmó la existencia de este desvarío institucional desde hacía ya varios años en dicha localidad.


Concluyentes son las conclusiones que puedo extraer de semejante aberración, reduciendo su común denominador al grado de perversión de un Sistema que no duda en hacer uso de sus niños para “instruirlos” desde pequeños en los conceptos de  autoridad, jerarquía, represión y orden institucional, aunque lo “disfracen” de objetivos supuestamente  inocuos que, por no serlo, encierran tras de sí un grado de perversión todavía más grotesco y más despiadado.


La pregunta que me hago es, ¿no podría dedicarse un mayor grado de cultura cívica a los niños en vez de acostumbrarles a ser meros prebostes del Sistema? ¿Pretende éste cambiar por golosinas algún que otro sueldo miserable para un policía advenedizo? ¿Cuánto tardarán en dotar a estos niños de algún elemento material con el que reprimir cualquier comportamiento fuera de lugar de otros niños como ellos? ¿A qué lúcida mente se le ha ocurrido tan descerebrada idea? ¿O acaso forma parte de la Matrix?.


Ciertamente, de no haberlo visto no lo habría creído, aunque la descomposición general del Sistema “invita” a que la realidad termine superando a la imaginación……, lo dicho, vivir para ver…… aunque sean esperpentos como estos.

viernes, 25 de julio de 2014

GRACIAS POR VUESTRO APOYO ANTE EL HACKED SUFRIDO







24 horas después de restablecido el libre acceso a los contenidos publicados en la http://laventanaesmeralda.blogspot.com.es/ , quiero agradecer públicamente el apoyo, la colaboración y la solidaridad recibidas tras el taque de que este blog fue objeto el pasado martes pocas horas después de publicarse el artículo “Israel, el estado criminal por excelencia” http://laventanaesmeralda.blogspot.com.es/2014/07/israel-el-estado-criminal-por-excelencia.html


Aunque no pueda saber quién o quiénes han estado detrás de este ataque, lo cierto es que las sospechas apuntan hacia quién, teniendo acceso a sus mecanismos de control, ha dejado fuera de juego este blog durante unas horas, bien como aviso o advertencia de que ciertos contenidos empiezan a molestar a ciertos personajes, o bien como un intento por doblegar o limar el lenguaje claro con el que he venido denunciando siempre aquello que considero injusto e impropio de un ser humano.


Ha habido en este blog durísimas críticas contra instituciones como la Monarquía, el Ejército, la OTAN, la Banca, el Gobierno, la Iglesia y cualquier otra forma de represión institucionalizada, pero ha tenido que ser cuando le ha tocado el turno al estado criminal y genocida de Israel, cuando este ataque ha adquirido forma cierta.


Al principio, pensé que podría tratarse de una mera casualidad, pero pasadas las horas, diferentes contactos de otros blogs y webs alternativos, me pusieron alerta ante lo que, más que probablemente, podría tratarse del mal hacer de un hacker pagado por alguien para torpedear blogs al estilo de la ventana esmeralda, con lo cual lo de las presuntas conspiraciones, hasta ahora tan lejanas, dejaron de estarlo tanto.


Si lo que se ha pretendido con esto ha sido amedrentarme, no lo han conseguido, pues la ventana esmeralda continuará con su estilo crítico mordaz y sin tapujos, sabedor de que hay gentes a quiénes esta política ni les gusta ni la comprenden, a diferencia de otras que la apoyan, aplauden y agradecen, como demuestra el hecho de que, gracias a este ataque, el artículo de referencia se haya convertido en el más leído, durante las últimas 24 horas, de los publicados hasta la fecha con casi 500 lecturas.


No imaginaba, sin embargo, que las modestas opiniones vertidas en este blog pudieran “molestar” tanto a algunos, circunstancia que, además de sorprenderme, me llena de orgullo, me da alas para seguir adelante y me ratifica en la necesidad, aunque seguro que con muchos errores, es la vereda que debo de seguir.


Y gracias a todos cuántos, de manera desinteresada, me habéis ayudado a relanzar la ventana esmeralda superando los gadgets de turno, sabed que, gracias a vuestra generosidad, los que no tienen voz, seguirán teniendo un eco en este pequeño lugar del ciberespacio, como es el caso ahora, y por desgracia, del pueblo palestino, y también, para desgracia de todos, del maldito estado de Israel.